Los fabricantes trabajan en desarrollo de piezas más eficaces y resistentes para que sea cada vez más sean durables. Sin embargo, todas las partes de un vehículo son susceptibles a desgaste o deterioro, con el riesgo de no cumplir con su finalidad. ¿Pero cuándo ocurre eso? ¿Por cuántos quilómetros las partes más importantes de un vehículo funcionan correctamente?

De manera general, los especialistas suelen definir la duración media de un auto entre 250.000 y 350.000 km. Obviamente, todos esos datos pueden variar considerablemente, dependiendo del tratamiento dado al vehículo y de la manutención y los cuidados ofrecidos.

No obstante, dentro de la compleja mecánica de un vehículo, hay siempre piezas más durables y otras que tienden a desgastarse más fácilmente. A continuación, veremos cuál es la vida útil media de los componentes más significativos de un auto:

Correa de distribución – Es cada vez más durable y normalmente sustituida a cada 100.000-180.000 km.

Alternador – Su vida útil es de aproximadamente 200.000 km. En algunos casos, y dependiendo de la falla presentada, el problema puede resolverse sin necesidad de cambiar todo el alternador.

Catalizador – Se estima que la vida media de un catalizador sea de 90.000-120.000 km.

Turbo – Este sistema de sobrecarga tiene una vida útil de aproximadamente 250.000 km.

Inyector – Tiene una vida útil de 300.000 a 400.000 km. Este componente, junto a otros, como el turbo o el EGR, son generalmente verificados cuando el auto tiene pérdidas de potencia, sacudidas, consumo de combustible inadecuado o modos de operación degradados.

Válvula EGR – Su vida media es de aproximadamente 200.000 km, pero puede extenderse con limpiezas periódicas.

Amortiguadores – Existen muchas variables que afectan el desgaste de los amortiguadores. Su vida útil está estimada entre 60.000 y 80.000 km.

Embrague – Es un elemento cuyo desgaste está íntimamente asociado al tipo de conducción. Su vida media varía mucho, entre 30.000 y 200.000 km.

Frenos – Se estima que las pastillas puedan soportar 60.000 km en promedio, pero se recomienda verificar su condición a partir de 25.000 km. Los discos generalmente duran aproximadamente 120.000 km y son siempre verificados cuando se realiza un cambio de pastillas de freno.

Neumáticos – Estudios sugieren la vida útil de los neumáticos entre 30.000 y 60.000 km, aunque los fabricantes recomiendan sustituirlos siguiendo el indicador visual de desgaste, o cada cinco años, período tras el cual el neumático comienza a sufrir un proceso de cristalización (endurecimiento de la goma).

Airbag – Cada fabricante establece un período en que considera que el sistema de airbag “expira”. En los modelos más antiguos, solía ser de 10 años. Sin embargo, los componentes más modernos del airbag son proyectados para operar durante toda la vida y solo deben ser sustituidos en caso de accidente.

Esos datos fueron extraídos de diferentes estudios y de las opiniones de profesionales. No obstante, se debe notar que la vida útil de esas piezas no siempre es la misma. Su duración depende de varios factores, como el tipo de conducción, el clima o la calidad de la pieza.